Suscríbete y Busca el correo en tu bandeja de PROMOCIONES para ACTIVAR SUSCRIPCIÓN

¿Sabes si tu hijo o hija tiene dificultades para oir? Averigualo aqui...

Los niños que presentan un retraso en la adquisición del lenguaje, así como los niños que han sufrido de otitis de repetición durante la primera infancia son casos claros en los que sería conveniente evaluar la presencia de dificultades de procesamiento auditivo.


Además, otro tipo de señales pueden alertarnos de que el niño (o el adulto) sufre dificultades auditivas, por ejemplo:

- Estar “en las nubes” en clase.
- Dificultades para entender lo que se dice cuando hay ruido de fondo.
- Dificultades para seguir instrucciones dadas oralmente (necesidad de comprobar lo que hacen los otros compañeros).
- Tener problemas para filtrar, es decir para ignorar la información sensorial no relevante.
- Confusión o inversión de letras.
- Mala comprensión lectora
- Tardar más tiempo del necesario en completar un formulario o la tarea.
• conducta disruptiva (a causa de lapsos cortos de atención)
• no siempre responder cuando se le llama por su nombre.
• Hipersensibilidad o disgusto por algunos sonidos en particular.
• Habla vacilante, o mal articulada.
• Entonación plana, monótona.
• Decir ¿qué? o ¿eh? Varias veces al día.

Tomado de: http://www.reflejosprimarios.com/detectarjohansen.html